Armel LE CLÉAC’H
© Vincent Curutchet
Voile
Armel LE CLÉAC’H
voile - 45 years

Armel Le Cléac'h

«No abandonar nunca.»

 

Son miles los alpinistas que han subido al Everest. Cientos los astronautas que han ido al espacio. Pero menos de cien navegadores han terminado la vuelta al mundo a vela, en solitario, sin escalas y sin apoyo. ¡En 2017, el skipper Armel Le Cléac’h fue el más rápido de todos ellos!

 

Del derivador a la Fórmula 1 del mar

Para el embajador Julbo, todo empezó en el Finistère, al norte de Bretaña. Armel, nacido en Saint-Pol-de-Léon, disputa su primera regata en la bahía de Morlaix, a los nueve años. El virus de la vela se lo debe a su padre. Y luego a sí mismo, por su talento, su abnegación y sus ganas de ganar. Después de sentir sus primeras salpicaduras a bordo de un Optimist y luego en 420, el bretón, fan de las aventuras de Tolkien, empezó a soñar con adentrarse en alta mar y con las carreras en solitario, surfeando endiabladamente entre los cuarenta rugientes y los cincuenta aulladores...

 

Ingeniero por el INSA (Institut National des Sciences Appliquées) de Rennes, Armel entra a formar parte del famoso «Pôle Finistère Course au Large» de Port-la-Forêt en 1999, y enseguida se hace un nombre en el mundo de la vela e incluso recibe un apodo: el chacal. Conocido por su capacidad para no abandonar nunca, corta las olas y se lo lleva casi todo a su paso: La Solitaire du Figaro tres veces, la Transat AG2R, The Transat y sobre todo la Vendée Globe en su monocasco Imoca. Tras dos segundos puestos en 2009 y 2013, el navegador gana en 2017 la octava edición del «Everest de los mares» en tiempo récord: ¡74 días, cuatro menos que la marca anterior conseguida por François Gabart!

 

Fast and furious

Con una auténtica ciencia de la regata, Armel Le Cléac’h es un marinero excepcional que busca la perfección, exigente y a veces duro consigo mismo. Padre de dos hijos, es tan discreto en tierra como feroz en el agua. Apasionado por el deporte y gran amante del golf, ahora surca los océanos en la categoría Ultime, la de los trimaranes gigantes... ¡y voladores! Con su superpotente Maxi Banque Populaire XI (actualmente en construcción) de 32 metros de largo, capaz de alcanzar unas velocidades de vértigo, el francés, que no se dio por vencido tras dos vuelcos consecutivos en 2018, tiene un doble objetivo a la vista: la Ruta del Ron en 2022 y una nueva vuelta al mundo en solitario para 2023. Con mirada decidida, Armel está listo para enfrentarse a los elementos con Race 2.0, la reina de los mares.

Armel Le Cléac'h

- Related news -