Tanto si el cielo está despejado como cubierto, el equipo del navegante siempre ha de incluir unas gafas de sol. Es imprescindible cuando hay que rendir al máximo, como en el caso de Franck Cammas, uno de los marineros con más títulos en el mundo de la vela, en multicasco y monocasco.

 

¿Cuáles son las principales cualidades de una buena montura para hacer vela?

Franck Cammas: «Naturalmente, debe ser cómoda. Para mí, unas buenas gafas de sol son aquellas que olvidas que las llevas puestas. Deben ser ligeras, no molestar en las orejas y la nariz, y a la vez mantenerse bien sujetas al rostro, porque durante las maniobras se pueden hacer movimientos muy bruscos con la cabeza. Para protegerse de los elementos, la montura debe ser lo bastante amplia y cubriente, situarse cerca de los ojos y tener una ventilación suficiente para evitar el vaho. Y, además, nuestras gafas están sometidas a pruebas duras, a veces sufren golpes, así que es importante que sean de materiales resistentes. »

 

REGATTA para afrontar cualquier reto

Para protegerse los ojos en el mar de los destellos del sol y de las salpicaduras y el viento, Franck Cammas aconseja la gafa Regatta«una buena combinación de las virtudes que acabo de enumerar»— con la que el skipper Julbo superó el reto de la Copa América.

Creada para un alto rendimiento náutico, garantiza sujeción y robustez con su montura curva de polipropileno. El material de baja densidad y el cordón flotante permiten que la gafa flote. Gracias a su aro abierto, evita que el agua se estanque y ofrece un campo de visión despejado. ¡Con sus varillas finas y envolventes, Regatta puede hacer frente a todo!

 

Y, en cuanto a tecnicidad de las lentes, ¿qué prefieres?

 

Franck Cammas: «La vista es primordial para saber si el barco está bien regulado, sobre todo observando las velas, y también para analizar el viento. Distinguir las diferencias de colores en la superficie del agua nos permite detectar el tipo y la evolución del viento, así como las ráfagas que llegan. Para eso es muy útil la polarización de las lentes, que intensifica los contrastes. La fotocromía permite adaptarse a todas las situaciones, ya que según los bordes que tires, estás de cara al sol o en la sombra. Con las nubes, la intensidad luminosa también puede cambiar rápido. Así que es fundamental que las lentes reaccionen enseguida, sobre todo en regatas de vela ligera donde los cambios de bordes son más rápidos y frecuentes que en una regata de altura. »

 

OCTOPUS, una mirada clara al horizonte en cualquier circunstancia

Diseñada en estrecha colaboración con Franck Cammas, la lente Reactiv Octopus fotocromática y polarizada le permitirá hacer frente a todo tipo de circunstancias, en todos los océanos, con un solo par de gafas.

Esta lente, desarrollada para la gama Nautic, es adecuada para todos los deportes acuáticos. Una magnífica combinación de tecnologías:

  • Polarizada: elimina los reflejos en la superficie del agua.
  • Fotocromática: la lente se oscurece y se aclara en función de la intensidad luminosa de la categoría 2 (30% de transmisión de la luz visible) a la categoría 4 y a cualquier temperatura (tecnología NTS).
  • Tratamiento hidrófugo y oleófugo interno y externo: activa el deslizamiento del agua, facilita la limpieza y mejora la visibilidad.
  • Color gris: transmisión fiel de los colores.
  • Posibilidad de montar lentes graduadas: existe en versión RXTrem

 

¿Una máscara puede ser útil cuando las condiciones son extremas?

Franck Cammas: «Sí, puede ser una alternativa a las gafas. En una regata como la Volvo Ocean Race, donde hay agua en el puente permanentemente, no es raro que nos pongamos una máscara, e incluso a veces un casco integral. Eso nos permite protegernos de las ráfagas, que pueden ser violentas, y tener un campo de visión amplio. Lo ideal es una máscara casi estanca, con un sistema de ventilación y un tratamiento hidrófugo para que el agua pueda evacuarse mejor por la lente. »

 

Descubra nuestra gama completa de gafas de sol Julbo