El trail running es una disciplina exigente y técnica, que requiere mucha resistencia. ¡Pídale lo mismo a todo su equipamiento! Las gafas de sol deportivas, que a menudo están consideradas erróneamente como un mero accesorio de moda, además de quedar bonitas pueden ayudarle muchísimo a rendir al máximo en sus carreras por el monte. Le ayudamos a verlo claro.

 

1. Han de ser ligeras para pasar desapercibidas.

Para los deportistas extremos, uno de los principales criterios que debe regir la elección de unas gafas de sol ha de ser la ligereza. Cuanto más ligera sea una montura, antes se olvidará de ella y podrá llevarla puesta desde el principio hasta el final. Pero para poder llevarla puesta durante toda la carrera o durante sus entrenamientos, es importante que las lentes solares no alteren la visión.

 

2. Lentes fotocromáticas: da igual el tiempo que haga.

Lente fotocromática, evolutiva, adaptable, variable, cambiante... sea cual sea el término empleado para describirla, la ventaja que le ofrece es la misma: llevar un solo par de gafas para todos los tipos de radiación solar (llanura, sotobosque) y haga el tiempo que haga (sol, nubes, cubierto...). De hecho, una lente fotocromática reacciona a los rayos UV y se activa en contacto con ellos. Cuanto más fuerte es el sol, más se oscurece la lente y a la inversa; todo sucede en muy poco tiempo ¡y sin que usted haga nada! Existen varios intervalos de categorías de protección (cat. 1 a 3, cat. 2 a 4), solo tiene que elegir la que le convenga. 

Aparte de protegerle contra los rayos del sol, el llevar gafas de sol, haga el tiempo que haga y en cualquier situación, le permite protegerse también los ojos del polvo, el viento, los mosquitos o cualquier otro elemento externo que pudiera perturbar su visión.

 


3. 
Una montura técnica: varillas finas y antideslizantes.

¿Qué es la tecnicidad en una montura? Se trata de todos los detalles que le aportan confort y sujeción. Ya sea en la elección de los materiales o incluso en el diseño de las varillas, del frente o del puente, la tecnicidad de la montura es un criterio importante a tener en cuenta. Por ejemplo: un par de gafas de sol con varillas finas descansará suavemente sobre las orejas y será fácil de llevar bajo un gorro o un casco. Si además las varillas están equipadas con terminales antideslizantes, no se le caerán de la cabeza. Y si, además, el puente es regulable, disfrutará de una muy buena sujeción.

 

4. Un tratamiento antivaho o lentes suspendidas.

Una buena gafa de sol ha de permitirle concentrarse en su objetivo y guiar sus movimientos. Por eso es indispensable evitar la aparición de cualquier molestia visual, sobre todo la debida al sudor. Nuestras lentes fotocromáticas Zebra (cat. 2 a 4) y Zebra Light (cat. 1 a 3) poseen un tratamiento antivaho en la cara interna. Y si, además, las combina con lentes suspendidas o un sistema de ventilación en la montura, podrá estar seguro de no tener nunca este problema.

 

5. Que no le pare un problema visual

Quienes lleven gafas graduadas, pueden personalizar nuestros modelos según su corrección. Si sabe cuál es su graduación, no tiene más que rellenar el formulario para «encontrar la gafa de sol que se adapta a su graduación.» Pero es fundamental que hable con su óptico distribuidor Julbo para confirmar el resultado.

 

En pocas palabras, para que pueda concentrarse en sus objetivos, su recorrido y los desniveles que tenga que superar, es indispensable que la gafa de sol que elija sea cómoda. Una vez que haya hecho su elección, no olvide probarla y asegurarse de que no se le resbala cuando baje y sacuda ligeramente la cabeza. ¡Solo nos queda desearle una feliz carrera!

 

Nuestra selección de gafas de sol para el trail running