Tanto si está en la cumbre de un 8000, como plena regata en alta mar o durante sus vacaciones en la costa, es indispensable contar con una buena protección contra el sol mientras esté al aire libre. Según sus hábitos, existen distintos índices de filtración o categorías de protección solar para sus ojos. Le ayudamos a verlo claro.


¿Cómo nos protegen los ojos las lentes solares?

Cuando estamos al sol, las pupilas de los ojos se contraen para filtrar la luz solar hasta la retina. En algunas situaciones, este filtro natural no basta. Las lentes solares deben protegernos de:

la luz invisible 

  • Los rayos ultravioleta son muy nocivos para el ojo. Los rayos UVA son poco peligrosos, pero los UVB son causa de quemaduras y muchos síntomas que afectan a la visión. 
  • Los infrarrojos pueden ser peligrosos para los ojos en condiciones extremas (alta montaña, desierto…) al provocar sequedad y una elevación de la temperatura. 

Por eso es primordial proteger los ojos con unas lentes que bloqueen el 100% de los rayos UV. 

la luz visible

Los peligros de la luz visible son deslumbramiento, fatiga, incomodidad y una posible reducción temporal de la visión. Esta luz no siempre tiene la misma intensidad según el lugar, el clima, el relieve… por eso existen diferentes índices de filtración o categorías de protección, para proteger los ojos de estos peligros. 

Pero entonces ¿qué índice de filtración y/o categoría de lente conviene elegir?

Según la norma europea NF EN ISO 12312-1 2013 sobre gafas de sol de uso general, existen cinco categorías clasificadas en una escala que va del 0 al 4, según un porcentaje creciente de luz filtrada. 

El índice de filtración o la categoría de protección solar vienen a ser lo mismo, ambos los determina la cantidad de luz visible que dejan pasar a través de la lente. Cuanto más bajo es este índice de transmisión, más se oscurece la lente y esta tonalidad es la que contrarresta el deslumbramiento, pero no los rayos ultravioleta. Si busca polivalencia, le recomendamos la categoría 3, que se adapta a todas las situaciones de luminosidad solar. En los demás casos, ya depende de su uso: «¿Cuál es la gafa de sol más adecuada para cada deporte?»

Aparte de la categoría, también es importante tener en cuenta el color de la lente, que interviene en el confort de visión, y el tipo de material, que determina la calidad óptica.

Codificación

Categoría

Color de lente

Indicación

Uso / tiempo

Índice de transmisión

A

0

Lente clara o muy ligeramente tintada

Confort estético

Interior, noche

del 80% al 100%

AB

1

Lente ligeramente tintada

Luminosidad baja

Mal tiempo

del 43% al 80%

B

2

Lente medianamente tintada

Luminosidad media

Radiación solar media

del 18% al 43%

C

3

Lente oscura

Luminosidad fuerte

Radiación solar muy fuerte

del 8% al 18%

D

4

Lente muy oscura

Luminosidad excepcional

Exposición extrema

del 3% al 8 %


/!\  Las lentes de categoría 4 no están autorizadas para la conducción, ya que filtran demasiada luz.



Para terminar, no se fíe de las apariencias: ¡el hecho de que una lente sea oscura no garantiza que le proteja de los rayos UV! El color solo interviene contra la luz visible. Así que antes de comprar cualquier gafa de sol, asegúrese de que incluya la norma europea CE y la mención 100% UV400, que imponen a los fabricantes unas exigencias de fabricación y calidad para ofrecerle unos modelos que bloquean todos los rayos de luz con una longitud de onda de 400 nm, lo cual abarca todos los rayos UV. En Julbo, todas nuestras lentes pertenecen a la clase óptica 1 y garantizan una protección total contra los UVA, B y C. Tenga también mucho cuidado en este sentido, sobre todo con las gafas de fantasía para niños: Con los ojos de los niños no se juega.