Julbo Ride Session

Pro : Fabien Barel - Amateur : Rodolphe Pascuito

Texto : Meryll Boulangeat - Fotos : Jeremy Bernard



Breve Recordatorio

En septiembre pasado, Rodolphe y unos treinta aficionados más se presentan en la página web Julbo para participar en la próxima Ride Session, que esta vez consistirá en un viaje enduro en BTT de 10 días en Guatemala con Fabien Barel. Una vez colgado en Internet el vídeo y rellenado el formulario, Rodolphe recibe una llamada de Fabien, que quiere quedar en el Roc d'Azur con él y con nueve candidatos más. Tras un día montando en bici y hablando, llega la decisión final: Rodolphe es el afortunado ganador que tendrá la oportunidad de vivir una excursión de ensueño poniéndose en la piel de un profesional en noviembre de 2013.



El Duo

Fabien Barel

Fabien BAREL - Rider profesional

Triple campeón del mundo de descenso, 5 victorias en Mundiales DH, 6 veces campeón de Francia y 3º en la general de las Enduro World Series 2013, Fabien Barel ostenta uno de los palmareses más prestigiosos en BTT. A sus 33 años, ha emprendido nuevos retos en enduro pero también nuevas aventuras con Julbo.



Rodolphe PASCUITO - Ganador de la Julbo Ride Session 2013

Ganador de la Julbo Ride Session 2013 Rodolphe, arquitecto de profesión, es un joven rider aficionado de 30 años. Simplemente realizó un vídeo de un minuto para seducir a Fabien y al equipo de producción Julbo, lo que le permitió conseguir su billete para este maravilloso viaje al país de los volcanes.

Rodolphe Pascuito


La historia

Tras un viaje que dura más de 20 horas para llegar a Guatemala desde Ginebra, Rodolphe, el afortunado ganador de la Julbo Ride Session 2013, Fabien Barel y el equipo de producción instalaron su campamento base en Antigua: una de las joyas del país, patrimonio mundial de la UNESCO. Sus calles adoquinadas con fachadas coloristas están dominadas por tres volcanes: el Agua (3.766m), el Fuego (3.763m) y el Acatenango (3.976m). Una ciudad con una ubicación ideal a 1.000m de altitud para acceder fácilmente a los distintos puntos de ride y que bulle de animación siguiendo la más pura de las tradiciones guatemaltecas. Escenario propuesto para la Julbo Ride Session 2013.

Guatemala

El calentamiento

El equipo se lanza ya el primer día al volcán Agua, situado apenas a unos kilómetros de Antigua. Esta primera sesión de ride se desarrolla en medio de los cafetos entre unos efluvios increíbles.



Au milieu des caféiers



A continuación, es el turno del volcán Pacaya (2.552 m). Pero debido a la lava procedente de su última erupción en mayo de 2010 a Rodolphe y Fabien el ride les resulta más difícil. Será algo más abajo cuando disfruten un montón rodando por las dunas de arena negra formadas por pequeños granos de lava erosionados. "La sensación de estar surfeando era total."  explica Fabien. "Normalmente sientes el apoyo del terreno, pero aquí hay que girar ligeramente en dirección contraria todo el rato y eso da la sensación de estar flotando: ¡es genial!"


Rider sur de la lave figée



 Al día siguiente, en los alrededores de la Finca Filadelfia, una plantación de cafés, atraviesan un valle con tirolinas de 400 y 500 m que pueden tomar con sus bicicletas: un sistema sorprendente que enseguida seduce al equipo, siempre en busca de nuevos caminos de BTT. Una vez que llegan, bajan las pistas entre campos de café y maíz para llegar en medio de una favela donde les reciben los niños con una gran sonrisa.



Tyrolienne



Mission Acatenango : 3976 m

Muy acalorados y después de hacerse a un terreno volcánico desconocido para ellos hace tan solo unos días, el equipo inicia la ascensión del volcán Acatenango, la cumbre más alta (3.976m) de este pequeño país que cuenta con una treintena de ellos. Un 4x4 deja a 2.000m de altitud a Fabien y Rodolphe, que hacen el resto del camino a pie. Se detienen a mitad de recorrido para dormir en un campamento base a 3.000m de altitud antes de iniciar la ascensión el día siguiente por la mañana: salida prevista a las 3 de la madrugada. Una noche corta al ritmo de los rugidos del volcán situado justo enfrente de ellos: el Fuego, que les ofrece un espectáculo memorable con sus magníficas erupciones de lava. De madrugada, con sus bicicletas a la espalda, Rodolphe y Fabien tardan casi dos horas en llegar a la cumbre justo antes del amanecer. ¡Y qué amanecer! De hecho, no es hasta varias horas de contemplación después cuando deciden iniciar la bajada para un run de 3.000m de desnivel. Lo alto de la cumbre se compone sobre todo de una gran extensión de arena negra por la que resulta difícil deslizarse, con unos caminos muy poco trazados que les obligan a realizar una conducción muy técnica, centrada en la anticipación y con un buen reparto de peso en la bici porque si no, en una fracción de segundo, la caída está asegurada. ¡Y hubo unas cuantas! Más abajo, recorren unos caminos estrechos por la selva para llegar a los campos, y después a Antigua.


Slide Slide Slide Slide

El final del viaje

Su periplo termina en el lago Atitlán, una inmensa extensión de agua en medio de un cráter, que ofrece unos runs con una vista increíble con los volcanes como telón de fondo. Una de tantas imágenes increíbles que se trajeron. En fotos o en vídeo, Rodolphe compartió con nosotros su experiencia, pues ese es ante todo el espíritu de las sesiones Julbo. "Durante este viaje hemos compartido y hablado mucho, sobre todo con Fabien. Un tío genial, muy sencillo, apasionado y comprometido con lo que hace. Un modelo para hacer realidad nuestros sueños y avanzar", explica Rodolphe. Y, por su parte, Fabien cuenta: "Enseguida hubo química entre nosotros. A Rodolphe le encanta la naturaleza y la aventura le iba como anillo al dedo. Me sorprendió su profesionalidad durante las fotos con el equipo de producción. Además, es un rider estupendo, que sabe anticipar bien sus líneas, pero su entusiasmo a veces le ha costado algunas caídas."

Un viaje sin apuros no es un viaje


Fue un viaje lleno de bonitos recuerdos con su propia dosis de apuros: equipajes perdidos al llegar a Guatemala, un problema técnico con el coche que les obliga a buscar a un soldador en un lugar recóndito... En resumen, una mezcla de todos los ingredientes que convierte la palabra viaje en lo que es: un paréntesis en la vida diaria, inolvidable para Rodolphe, y envidiable para todos nosotros. "Este viaje me ha ayudado abrir los ojos, sobre mi vida, sobre lo que hago y sobre lo que realmente quiero hacer. Ya me gustaba antes la bicicleta y me encanta cómo permite interactuar con la naturaleza y con la gente, pero ahora vuelvo decidido a hacer todo lo posible para vivir de ello… Sin esta sesión Julbo, no habría ocurrido nada de esto, así que gracias otra vez.", concluye Rodolphe.

Guatemala

Gracias


L'équipe

Gracias a Fabien, Rodolphe, Luisa, Ricardo, Jérémy, Dino, Seb y todos los otros quien permitieron esta Ride Session en Guatemala.